sábado, 8 de diciembre de 2012

Alcanzar la paz.

Cientos de años de cábalas de expertos,
lógica humanista, ética y moral
-los vivos asienten; callan los muertos-
queriendo separar el bien del mal.

Llenos de suficiencia hablan de paz,
de deberes, directrices y leyes
que encauzan nuestra existencia fugaz:
pobres por un lado; por otro reyes.

A la paz nunca se llega en combate.
Peleando mano a mano hasta el luto
la historia se estremece de dolor.

La paz es ver cómo cebas el mate.
Templando en tus manos cada minuto
la memoria enrojece de rubor.




En el tocadiscos:
Itzhak Perlman  -  Tango

2 comentarios :

  1. no combatir es de sabios, muy pocos consiguen alcanzarlo

    ResponderEliminar
  2. ¿Y las guerras preventivas?

    ResponderEliminar